Dime cómo apuestas y te diré que tipo de jugador eres

En la vida nos encontramos con distintos tipos de personas. Están los personajes que van directo al grano, que se arriesgan, los que fracasan, los agresivos, los que no se dejan vencer, etc. El juego de Póker no es la excepción a la regla y hallamos también a distintas clases de jugador.

Al jugar cartas todos poseemos una tendencia natural hacia determinado comportamiento. De allí desprendemos la siguiente clasificación. Si somos fanáticos de la baraja necesitamos también, reconocer con qué tipo de jugador nos identificamos. Solo así comprenderemos verdaderamente al juego.

Loose & Tight

Básicamente encontramos con cuatro diferentes tipos de jugador de Póker. Los Loose-pasivo, Loose-agresivo, Tight- Pasivo y Tight-agresivo. Sin embargo, existen otras clasificaciones que parten de estas. En este caso describiremos las principales.

En el caso de los Loose-pasivo, son los jugadores que van a todas las manos. No le interesa si perderá y actúa como si las odds no existiesen. Juegan por el puro placer de apostar sin pensar demasiado. Lo que con frecuencia los lleva a muchos fracasos y pérdidas.

Agresivo vs Pasivo

Los Loose-agresivo se distinguen porque van a muchas manos faroleando lo más posible. Aunque generalmente su juego es vano, en ciertas ocasiones la forma agresiva de apostar les trae buena fortuna, principalmente en juegos Hold’em sin límite.

Tight-pasivo identifica a los jugadores que van a pocas manos y son muy controladores. Solo apuestan mucho cuando están seguros de ganar sin riesgo. Por último el Tight-agresivo, grupo selecto de jugadores que saben cuándo y cómo apostar; los faroles y las odds son su especialidad. Muchos profesionales pertenecen a estos últimos, si bien no siempre llevan todas las de ganar.

Comentar

Comentarios

Comments are closed.